Experimento de vela y agua que sube

El efecto de la presión

La vela se apagará una vez ha consumido todo el oxígeno

¿Sabéis porque hogamos la llama en un incendio para apagarlo? O que la presión atmosférica puede tener un efecto sobre lo que nos rodea?

Lo descubriremos con este experimento casero clásico.

Este experimento es una propuesta de Aarón (4º de primaria) y su madre M. Carmen Bermudo (química)

¿Qué necesitaremos?

  • 1 vaso o bote de cristal
  • 1 jarra con agua
  • 1 plato fondo transparente
  • 1 vela pequeña
  • 1 mechero o cerillas

¿Cómo lo hacemos?

Llenamos la mitad del plato con agua. Pondremos la vela en medio y la encenderemos (con la ayuda de un adulto). A continuación, tapamos la vela encendida con el vaso o bote poniéndolo boca abajo. ¿Qué observáis?

¿Qué pasa?

En primer lugar vemos que la vela se apaga una vez ha consumido todo el oxígeno que hay dentro del vaso. Y es que para continuar ardiendo, necesita el oxígeno. Es por este motivo que si tenemos un incendio lo mejor es ahogar la llama evitando el contacto con el oxígeno del aire.

Sin la llama, los gases de dentro del vaso se enfrían rápidamente y provocan que la presión dentro del vaso baje. La presión atmosférica del exterior del vaso hace fuerza hacia el interior del vaso empujando el agua hacia dentro comprimiendo el aire dentro del recipiente, hasta que llega un momento que se iguala la presión interna y externa.

La presión atmosférica es la presión que ejerce la atmósfera terrestre sobre los cuerpos que se encuentran inmersos.

Sabías que …? La presión atmosférica tiene una gran influencia en el tiempo que hace y, por tanto, ayuda a los meteorólogos a poder predecir el tiempo. Los ayuda, por ejemplo, a saber de dónde sopla el viento y con qué intensidad soplará.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*